26/05/2010

2015-02-25
DECRETO por el que se otorga un estímulo fiscal a las personas morales y 
fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles en los términos 
de la Ley del Impuesto sobre la Renta. 

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos 
Mexicanos.- Presidencia de la República. 

FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos 
Mexicanos, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 89, 
fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 
con fundamento en los artículos 31 de la Ley Orgánica de la Administración 
Pública Federal, y 39, fracción III del Código Fiscal de la Federación, y 

CONSIDERANDO 

Que las personas morales y fideicomisos autorizados para recibir donativos 
deducibles del impuesto sobre la renta, a través de sus labores de 
asistencia o beneficencia a favor de personas y regiones de escasos 
recursos, así como grupos vulnerables por edad, sexo o discapacidad y otras 
acciones filantrópicas, generan un apoyo importante al país para lograr 
mejores condiciones de subsistencia y desarrollo para dichas personas, 
sectores o grupos, coadyuvando de manera directa en las labores que el 
Estado realiza en esta materia; 

Que las personas morales y fideicomisos antes mencionados están autorizados 
para recibir donativos deducibles del impuesto sobre la renta con el fin de 
que obtengan recursos que les permitan realizar las actividades señaladas; 

Que como consecuencia de las modificaciones al artículo 93 de la Ley del 
Impuesto sobre la Renta, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 
7 de diciembre de 2009, se estableció que las personas morales y 
fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles del impuesto 
sobre la renta, podrán obtener ingresos no afectos al pago de dicho gravamen 
por actividades distintas a los fines para los que fueron autorizados para 
recibir dichos donativos, siempre que éstos no excedan del 10% de sus 
ingresos totales en el ejercicio y, en el caso de que dichos ingresos 
excedan del límite mencionado, por el excedente deberán determinar y pagar 
el referido impuesto; 

Que las donatarias autorizadas deben contar con tiempo suficiente para 
planear adecuadamente las actividades por las que reciben ingresos a efecto 
de dar cumplimiento a las nuevas obligaciones y no afectar su operación; 

Que las donatarias autorizadas no se encuentran preparadas para cumplir con 
el nuevo marco impositivo al que están sujetas, situación que pone en riesgo 
la viabilidad de algunas de ellas, por lo que se estima necesario realizar 
acciones que impulsen las actividades sin fines de lucro que realizan las 
mismas en favor de la sociedad en su conjunto y, para ello, resulta 
conveniente otorgar de manera temporal un estímulo fiscal a dichas 
donatarias que les permita contar con el tiempo suficiente para cumplir de 
manera adecuada con sus obligaciones fiscales, y 

Que el estímulo fiscal de referencia consiste en un crédito fiscal 
equivalente al monto del impuesto sobre la renta que, en su caso, se cause 
por el excedente a que se refiere el séptimo párrafo del artículo 93 de la 
Ley del Impuesto sobre la Renta, vigente a partir del 1 de mayo de 2010, el 
cual únicamente se podrá acreditar contra dicho impuesto, medida que estará 
vigente hasta el 31 de diciembre de 2011, por lo que he tenido a bien 
expedir el siguiente 

DECRETO 

ARTÍCULO PRIMERO.- Se otorga un estímulo fiscal a las personas morales y 
fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles en los términos 
de la Ley del Impuesto sobre la Renta, que conforme al séptimo párrafo del 
artículo 93 de la citada Ley deban determinar el impuesto que corresponda al 
excedente a que se refiere el citado precepto. 

El estímulo fiscal a que se refiere este artículo consiste en un crédito 
fiscal equivalente al monto del impuesto sobre la renta que se cause en los 
términos del séptimo párrafo del artículo 93 de la Ley del 

Impuesto sobre la Renta, en vigor a partir del 1 de mayo de 2010, el cual 
será acreditable únicamente contra el impuesto que se deba pagar en los 
términos del citado artículo. 

ARTÍCULO SEGUNDO.- El estímulo fiscal a que se refiere el presente Decreto 
sólo procederá cuando las personas morales y fideicomisos autorizados para 
recibir donativos deducibles del impuesto sobre la renta destinen la 
totalidad de sus ingresos a los fines propios de su objeto social, incluso 
los generados por actividades distintas a dicho objeto. 

ARTÍCULO TERCERO.- Cuando las personas morales y los fideicomisos a que se 
refiere el artículo primero del presente Decreto no acrediten en el 
ejercicio fiscal que corresponda el crédito fiscal a que se refiere el 
citado artículo, no podrán hacerlo en ejercicios posteriores. 

ARTÍCULO CUARTO.- La aplicación de los beneficios establecidos en el 
presente Decreto no dará lugar a devolución o compensación alguna. 

ARTÍCULO QUINTO.- El Servicio de Administración Tributaria podrá expedir las 
disposiciones de carácter general que sean necesarias para la correcta y 
debida aplicación del presente Decreto. 

TRANSITORIO 

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente de su 
publicación en el Diario Oficial de la Federación y estará vigente hasta el 
día 31 de diciembre de 2011. 

Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México, 
Distrito Federal, a veinticuatro de mayo de dos mil diez.- Felipe de Jesús 
Calderón Hinojosa.- Rúbrica.- El Secretario de Hacienda y Crédito Público, 
Ernesto Javier Cordero Arroyo.- Rúbrica.

Comenta con tu cuenta de Facebook